fbpx

ALIANZA “A LA URUGUAYA”

Por: Eddie Fleischman B.

 

Ha concluido el partido de ida de la semifinal del descentralizado 2018 en el estadio de Matute con un apasionante empate 3-3 entre Alianza Lima y Melgar FC.

Con dos tiempos diametralmente opuestos en el trámite y en el movimiento de las cifras.
La primera etapa fue absolutamente para el cuadro visitante. Melgar trabajo con orden la zona defensiva, mientras Alianza abusaba del fútbol directo a pelotazos y facilitaba la tarea defensiva de los centrales arequipeños. Mientras tanto, cuando Melgar recuperaba la pelota, tenía mejor manejo de la misma, sin apuros, trabajando en bloque y con estructuras definidas, para explotar espacios en el bloque posterior íntimo.
A la salida de un córner llegó un rechazo corto y la defensa blanquiazul no tuvo reacción para evitar que hubiera un control de González al borde del área y, casi de inmediato, el derechazo abajo de Joel Sánchez para el 1-0.
Apenas minutos después otro contrataque por el sector izquierdo le permitió a Bernardo Cuesta sacar provecho de la descompensación defensiva local para habilitar a Christopher González que, en el mano a mano, definió bien ante Butrón. Antes del descanso Loyola, habitual convocado por Gareca, actuando más como extremo por izquierda, concretó el 0-3 con que se fueron al descanso.

Para el segundo tiempo los equipos parecieron intercambiar camisetas, virtudes y defectos incluidos. Los ingresos de Lemos y Vilchez le devolvieron el equipo de Bengoechea recuperación en el medio y un traslado más seguro de la pelota. De esta forma y en pocos minutos, Alianza, a través de Affonso luego de un pivoteo en el área, puso el 1-3 y revivió. Allí Melgar pareció desmoronarse y como consecuencia de ello Kevin Quevedo llegando en diagonal por la izquierda ejecutó un remate que rozó en un rival y se coló por alto al segundo palo de Penny. El empate se veía venir. Y llegó por el camino que Alianza más conoce: el juego aéreo. Un centro desde la izquierda al segundo palo fue conectado de forma impecable por Aldair Fuentes para establecer el empate definitivo.
Por lo sucedido en ambos tiempos el resultado es justo y deja las opciones intactas para ambos cuando se vuelvan enfrentar en Arequipa. Un empate por cualquier marcador supondría ir a la definición por penales para conocer al rival de Cristal en la gran final.
Como colofón: muchas veces le criticaron a Bengoechea que Alianza jugara “a la uruguaya”. Y él respondió, con sabiduría, si ese era un elogio o una crítica. Hoy me fue inevitable recordar el mundial 2002 y aquella remontada de 0-3 a 3-3 de Uruguay ante Senegal. Y sí, es así: guste o no, Alianza lo empató “a la uruguaya”.

También te podría gustar...