fbpx

PARAGUAY POCO, PERÚ NADA

Por: Eddie Fleischman

El primer tiempo fue discreto en términos generales pero con la iniciativa siempre del lado paraguayo. A la selección de Perú le costó mucho manejar la pelota, tuvo orden en defensa y otra vez fue figura el arquero Franco; pero los problemas vinieron cuando el equipo intentó relacionarse con la pelota. Más allá de su intención de jugar por abajo de asociarse por los costados y de intentar desequilibrar por las bandas.

Las individualidades no aparecieron, el equipo fue muy previsible, sin cambio de ritmo y perdió la pelota muy fácil. El 0-0 con que se fueron al descanso se explica a partir de la pobre elaboración ofensiva de Perú y la falta de contundencia ofensiva de Paraguay que se acercó más pero fue errático frente al arco. Se esperaba más de los que empezaron hoy y no lo hicieron ante Uruguay: Concha, poco participativo, Pacheco mal en el uno contra uno y Olivares lejos del área y sin trascender.

El segundo tiempo no mostró un panorama muy distinto, la iniciativa la mantuvo Paraguay con su mayor firmeza en las pelotas divididas y la imprecisión y falta de carácter, se mantuvo del lado peruano. El gol guaraní llegó producto de una serie de errores defensivos y de la falta de decisión de los volantes para ir a una pelota suelta que ganó bien Ojeda, para anotar con un gran remate de media distancia que esta vez el buen portero Franco, no pudo controlar. 
Solo después de la desventaja, llegó una tímida reacción peruana a partir de los ingresos de Mora y González por los inoperantes López y Olivares respectivamente.
De todas formas el gol no llegó, porque no podía llegar con un equipo que no generó una sola situación clara, que no mostró funcionamiento y que no tuvo una sola individualidad que se animara al desequilibrio. Paraguay nos devolvió a una realidad que el penal mal otorgado ante Uruguay nos ocultó. Ahora a esperar el duelo ante Ecuador. La opción de mantiene pero el juego no la respalda. Perú tendrá que mejorar mucho para poder lograr meterse en la segunda ronda. Sin juego colectivo y puesta en evidencia la pobre categoría individual de este equipo, queda nuevamente establecido que el bajo nivel de la liga peruana nos sigue engañando.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *