fbpx

BERNARDO SILVA: DE RECOGEBOLAS A ESTRELLA DEL MANCHESTER CITY

Primera ronda de la Copa de la UEFA, Lisboa, Portugal, Octubre del 2008 – Benfica vs Napoli

Faltaban menos de 10 minutos para el final en el Estadio da Luz de Benfica. El suplente Carlos Martins agarró el balón para los anfitriones en el flanco derecho, miró hacia arriba y metió un centro en el área del Napoli. El legendario delantero Nuno Gomes anticipó la jugada, adelantó a su marca y duplicó la ventaja del equipo portugués con un magnífico cabezazo.

Dos a cero. La fase de grupos de la Copa de la UEFA asegurada. Los fanáticos locales celebraron como si fuera un gol de título contra su feroz rival FC Porto.

Cuando Gomes corrió hacia la esquina para abrazar a sus compañeros de equipo, ni siquiera notó que un recogebolas con una gran sonrisa en la cara se había acercado y le golpeó en la espalda varias veces.

Una década más tarde, ese chico todavía está por ahí. Él lleva la misma sonrisa, pero ahora la muestra en el Etihad Stadium de Manchester. Él ya no solo celebra los goles; él está ayudando a marcar y crearlos.

Puede que permanezca pequeño en estatura, pero Bernardo Silva ya creció.

Ha sido un viaje difícil para Silva, pero el periodo de 2018-19 parece que podría ser su temporada.

Su actuación en el encuentro contra Chelsea por la Community Shield en agosto, fue descrita por Pep Guardiola como “una obra maestra”, con el entrenador del Manchester City añadiendo “ahora mismo, son Bernardo y 10 más” en su equipo.

Silva ha continuado con algunas actuaciones destacadas en la Premier League. Y con Kevin De Bruyne lesionado, el pequeño mago portugués parece dispuesto a establecerse como titular indiscutible de los campeones ingleses.

_________

Graduado de la famosa academia del Benfica en Seixal, un suburbio de Lisboa, Silva siempre ha tenido que luchar por su lugar en cualquier equipo.

Mucho antes de asumir un papel más prominente en los equipos juveniles del Benfica, tuvo que competir con Rony Lopes (AS Monaco), Joao Teixeira (Chaves), Estrela (Varzim) y Guilherme Matos (Beira-Mar) por un lugar en el once incial, y regularmente se encontraba en el exterior mirando hacia adentro.

Ser un recogebolas fue a menudo lo más cerca que estuvo del campo. Otros se habrían dado por vencidos en el camino. Bernardo no lo hizo. Y su actitud positiva es lo que quedó con las personas que estuvieron con él durante el viaje.

“Es un ‘cinco estrelas’ (un chico de cinco estrellas)”, dice su ex compañero Matos.

“Solíamos jugar en la misma posición, pero él nunca conseguía minutos. A veces se quedaba en el banquillo, en otros, ni siquiera era convocado para los partidos, probablemente porque era uno de los niños más pequeños de la escuadra. No pudo imponerse. Esa situación duró hasta que tuvo 17 años.”

“Cuando te das cuenta que comenzó a jugar en el Benfica cuando tenía siete años, significa que pasó casi 10 años esperando una oportunidad. Se requiere mucha persistencia y confianza en si mismo para llegar tan lejos. Ese es Bernardo”.

_________

En octubre, el Manchester City viajará para enfrentar al Hoffenheim en la fase de grupos de la UEFA Champions League. Estar en Alemania traerá recuerdos para Silva.

Ennepetal es una pequeña ciudad en el oeste y también considerada como el lugar donde la carrera de Silva cambió para siempre.

Algunos de los jóvenes talentos más brillantes del fútbol mundial se reúnen en Ennepetal cada verano para jugar en la Copa Spax. Jugadores como Dennis Bergkamp, Jurgen Klinsmann y David Beckham han protagonizado la prestigiosa competición sub-19.

Entre los invitados en 2012 se encontraba un equipo del Benfica con nombres como André Gomes (Everton, cedido por el Barcelona), Joao Cancelo (Juventus), José Sa (Olympiakos), Helder Costa e Ivan Cavaleiro (ambos del Wolverhampton Wanderers). Se les dio un sorteo difícil en un grupo con Borussia Dortmund, Hamburgo y Anderlecht.

Un desarrollador tardío, Bernardo estaba de nuevo pasando la mayor parte de la temporada viendo a sus compañeros de equipo en lugar de jugar con ellos, y estaba preocupado por su futuro.

Con casi 18 años, no comenzaba de titular en más de cinco juegos por temporada. Una mañana, decidió hacer algo al respecto y habló con el entrenador Joao Tralhao.

“Me llamó a un lado y me dijo: ‘Mister, necesito hablar sobre mi situación. Tengo que jugar más, quizás ser cedido a un cuadro más pequeño’. Había perdido la confianza en sí mismo, estaba un poco desanimado y dispuesto a dejar su pasión infantil (Benfica) para hacer lo que más le gusta (jugar al fútbol) “, dijo Tralhao.

“Esa conversación ocurrió unas semanas antes de la Copa Spax. Le advertí que vendría una competencia importante, y que si cambiaba su actitud, podría liderar su camino.”

“Funcionó. No lo ganamos (el Benfica terminó en el tercer lugar), pero impresionó a todos y fue uno de los mejores jugadores del torneo. Estuvo algo sospechoso cuando lo felicité en nuestro camino de vuelta a casa (de Alemania) y le dije que asumiría un papel protagonista la temporada siguiente”.

A pesar de la negativa inicial de Bernardo a creer esas palabras, Tralhao no estaba bromeando.

Uno de los mejores amigos de Silva, Filipe Nascimento, un ex colega que ahora juega para el cuadro búlgaro Levski Sofia, vio su transformación en uno de los jugadores más hablados dentro del club.

“Yo diría que este torneo (Copa Spax) es la razón por la que continuó en el Benfica, y después de eso, tuvo su año decisivo. Tuvo una temporada absurda (en 2012-13), fue nuestro capitán y guió al equipo hasta el título de la liga Portuguesa (Sub 19) “, recuerda Nascimento.

Silva anotó 18 goles en 36 encuentro esa temporada -incluyendo cuatro goles en un partido y dos hat-tricks- y la gente finalmente comenzó a prestar atención.

________

Posteriormente, Silva fue promovido al equipo B del Benfica en la segunda división de Portugal para la siguiente campaña, y el ímpetu continuó.

Era el cerebro creativo de un equipo que incluía a Jan Oblak (Atlético de Madrid), Nelson Semedo (Barcelona) y Victor Lindelof (Manchester United), y firmó un nuevo contrato que elevó su cláusula de rescisión a 30 millones de euros.

Silva estaba demostrando ser un talento gigante en un paquete pequeño y estaba superando todo el escepticismo para forjarse un lugar para sí mismo.

“Cuando eres un jugador joven, tienes que atravesar por unos momentos que pueden definir tu carrera. No importa cómo llegues allí, sino cómo enfrentarás estos problemas. Algunos encuentran la forma de recuperarse y seguir adelante, otros no”, explica Tralhao, actualmente al mando de la Sub23 del Benfica.

________

Silva fue nombrado como estrella emergente en la segunda división de Portugal y esperaba luchar por un lugar en el primer equipo en el verano del 2014. El entrenador del Benfica, Jorge Jesus, sin embargo, tenía en mente a otros centrocampistas ofensivos y le dijo que sería usado en cambio como lateral izquierdo.

Sin embargo, cambiar de posición no estaba en los planes de Silva después de haber tenido una temporada tan prometedora. Apasionado fanático del Benfica, le rompió el corazón pedirle al agente Jorge Mendes que buscara un nuevo hogar.

Terminó jugando solo tres encuentro del primer equipo de sus héroes de la niñez antes de que Mendes arreglara para que se mude al equipo de la Ligue 1, el Mónaco.

En menos de un año, el diminuto as pasó de jugar contra Trofense en la segunda división portuguesa a comenzar un enfrentamiento decisivo contra la Juventus en los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Tomó la Ligue 1 y Europa por asalto, aunque la vida en Francia tuvo algunos baches en el camino, una cortesía de Dimitar Berbatov.

“Vencimos a Guingamp en mi primer partido como titular en Mónaco, y en el último minuto pude haber centrado la pelota hacia Berbatov, y no lo hice … creo que estaba desmarcado. Simplemente no lo vi”. dijo en una entrevista con el medio portugués SIC.

“Volvimos al camerino y me sentí muy feliz. Berbatov entró, pateó el cubo de basura y comenzó a gritarme. Yo, un niño de 19 años, con una estrella del fútbol mundial… Se volteó hacia mí y dijo: “¿Quién crees que eres? ¿Crees que eres Maradona o Zidane?”

Bernardo nunca se compararía con leyendas como esas. A pesar de ser ahora un campeón de la Premier League, el maestro portugués sigue siendo un tipo normal, probablemente uno de los más relajados.

De tamaño pequeño, enorme en talento, corazón y personalidad. Él está viviendo su sueño de recogebolas desde Lisboa a Mónaco y ahora a Manchester.

También te podría gustar...