fbpx

CRISTAL CON ATAQUE Y SIN DEFENSA CAYÓ 5-4

Por: Eddie Fleischman

Debutó el campeón peruano Sporting Cristal en Chile, ante la Universidad de Concepción. Dos equipos de corte similar en cuanto a su intención de elaborar a ras del piso sus acciones ofensivas y de ejercer presión y comportarse como equipo corto cuando perdían el balón. En la primera etapa sobre todo, ambos estuvieron erráticos cuando se aproximaban a las áreas. Las intenciones de jugar y elaborar se iban diluyendo en la medida en que se reducían los espacios y ambos terminaban las jugadas rifando la posesión. Mostraban prolijidad hasta la zona de creación, en la periferia, pero fueron estériles cuando buscaron profundizar los ataques. El 0-0 explicaba lo sucedido en la primera etapa hasta el minuto final cuando un error categoría “blooper” entre Merlo y Calcaterra, permitió a los locales encontrar la ocasión para adelantarse con el gol de Rubio. Caro precio para un equipo que combinó buenas intenciones con nervios, desatenciones, desorden y una vulnerabilidad defensiva que se disimula en la competencia local pero se desnuda año tras año en la internacional.

Apenas abierto el segundo tiempo los chilenos armaron un buen ataque por la izquierda que culminó Rubio con un gran remate ante la alarmante pasividad de la defensa peruana y así se concretó el 2-0. Parecía todo servido para la U. de Concepción, pero tuvo rebeldía Cristal y en los siguientes 8 minutos lo empató de la mano de Christofer Gonzáles. Primero haciendo una diagonal de izquierda hacia el medio y definiendo de derecha al palo más lejano y luego ejecutando un gran servicio desde la izquierda al segundo palo para la definición de Palacios -recién ingresado- con un buen cabezazo contra el piso. A los 14 minutos de la segunda etapa todo empezaba de nuevo. Vivas ordenó el ingreso de Cristian Ortiz por un inoperante Pacheco y el triángulo que conformó con Palacios y Herrera hizo estragos en la defensa local, tanto que el portero Cristian Muñoz evitó sendas opciones del cuadro celeste. A esas alturas, sobre los 25′ del segundo tiempo, Cristal merecía ponerse arriba; Sin embargo, una acción individual de Maturana, volvió a desnudar el frágil cuadrado defensivo central rímense y tras una remate que devolvió al medio Alvarez, Orellana volvió a poner arriba a los anfitriones. Luego, de volea, otra vez apareció Rubio, para concretar su hat-trick y el 4-2. Y allí el partido volvió a dar un vuelco. Otra vez en pocos minutos Cristal consiguió empatarlo a través del puente aéreo. Primero con un pivoteo que aprovechó Herrera para empalmar de derecha el 4-3 y luego Palacios para empatar de cabeza un envío desde la izquierda que llegó al segundo palo y le permitió el 4-4.

Restaban pocos minutos y todo era posible en un partido así de extraño y con dos cuadros tan desequilibrados y vulnerables. Y sí, había tiempo para más. Un centro desde la izquierda fue mal rechazado y con una defensa sin reacción, llegó a quemarropa, el poker de goles de Rubio para sellar un 5-4 emotivo, entretenido pero con dos de las peores defensas que se haya visto en este inicio del torneo. Frustrante para un Cristal que tuvo contundencia al frente pero cráteres atrás.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *