fbpx

LA CREMA ESPERA SONREÍR

Por: Eddie Fleischman

Se inicia en este 2019 una nueva historia para Universitario de Deportes luego de un año plagado de contratiempos, de dificultades administrativas que conspiraron contra lo deportivo y que sumieron al cuadro crema, en buena parte de la temporada, en una lucha dramática por evitar perder la categoría. La U que, a pesar de estar en un proceso concursal en Indecopi, a diferencia de Alianza, Melgar y otros clubes en situación parecida, sigue incrementando su deuda y las consecuencias que ello pueda traer siguen siendo insospechables.

De todas formas, desde lo deportivo, parece ser éste, un año alentador. La continuidad del entrenador Nicolás Córdoba le va a permitir a buena parte del plantel tener claro el rol que cada uno tiene en el equipo. Esta vez, no obstante, el club sí ha podido fichar y se perfila como un equipo, por lo menos, animador del certamen. En el arco dejó ir a Raúl Fernández y se quedó con Zubczuk, pero incorporó además al experimentado José Carvallo, habitual convocado por Gareca y presente en el mundial de Rusia. Ha logrado además el elenco merengue, mantener a Corzo y J Jerson Vázquez, los laterales que tan buen resultado brindaron para lo defensivo y para ser protagonistas en muchos de los goles del equipo. En la zaga central tuvo serios problemas la U. Por falta de jugadores en cantidad y calidad. Incorporó, para compensar esas carencias, al uruguayo Rodríguez, defensor recio, experimentado y de buen juego aéreo y a Quina, central o lateral de perfil zurdo, que sumará en solidez.

Dentro de la dosificación económica que una política austera exige, la U prefirió dejar ir al venezolano Figuera y contrato a Alfageme, uno de los mejores recuperadores del fútbol peruano y que puede ser clave en el equilibrio de la mitad de la cancha junto a Páucar. Además logró mantener a sus principales figuras foráneas como Lavandeira, Quintero y Denis, con lo cual la creación y contundencia en el ataque pueden estar garantizados, considerando el golpe de mercado que dió también al incorporar a Alejandro Hohberg, venido de Alianza para darle otra alternativa ofensiva. Tiene además a disposición Córdoba, a buena parte del resto de la plantilla del 2018 y que, si bien no es numerosa, ofrece algunas alternativas que pueden sostener el nivel del equipo titular y complementarse para que les permita pelear más arriba.

Dicho esto, nos atrevemos a perfilar un 11 que hoy podría presentar el cuadro crema. Carvalho o Zubczuk en el arco, una defensa de cuatro con Corzo y Vasquez en los laterales y Gutiérrez y Quina como nueva pareja de centrales; Alfageme y Páucar en la contención; Quintero y Hoberg en los extremos y Lavandeira como media punta detrás de Germán Denis. Un equipo que pueda ofrecer despliegue, velocidad para el tránsito de defensa al ataque y viceversa y con variantes ofensivas más que interesantes.

Es solo el inicio del 2019 y todo parece indicar que la temporada le va a deparar a la multitudinaria hinchada merengue muchas más sonrisas que disgustos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *