fbpx

GARETH BALE: SE AGOTA SU TIEMPO EN REAL MADRID

Barcelona venció al Real Madrid el miércoles por 3-0 en el Santiago Bernabéu para avanzar a la final de la Copa del Rey, con un global de 4-1.

Fue una derrota humillante para los madridistas en su propia casa. Gareth Bale entró como suplente en la segunda mitad, pero no pudo incidir en el juego. La única actuación destacada del galés fue una pausa que hizo dentro del área del Barcelona cuando faltaban unos minutos, pero finalmente el balón salió disparado fuera del arco.

Cuando el árbitro pitó el final del partido, Bale se dirigió directo al túnel. Mientras salía de la cancha, solo y sin darle la mano a ninguno de los jugadores victoriosos del Barcelona, parecía un hombre que vive en su propio mundo.

Bale ha soportado tiempos difíciles. Está siendo criticado por los medios deportivos españoles. No es querido por sus propios fanáticos, y la falta de solidaridad de sus compañeros de equipo ha sido notable. En lugar de ser apoyado, es despreciado.

En una entrevista que realizó el periódico belga HLN en febrero, el arquero del Real Madrid Thibaut Courtois entró en detalles sobre cómo Bale se retiraba de una cena de confraternidad del equipo porque necesitaba estar en la cama a las 11 p.m. Añadió que el apodo de Bale en el vestuario es “el golfista”, ya que prefiere volver a Gran Bretaña para satisfacer su pasión por el golf en lugar de pasar el rato en España.

El hecho de que Bale no se haya asimilado en España, habiéndose mudado a Madrid en el 2013, es un hecho que se usa para criticarlo. Otro de sus compañeros, Marcelo, quien se sienta a su lado en el vestuario, afirma que Bale solo habla en inglés y que se comunica con él a través de “gestos”.

El domingo, Bale anotó el gol ganador del Real Madrid ante el Levante a través de un penal. Se le vió de mal humor, una vez más entrando como sustituto en la segunda mitad. Solo ha iniciado dos de los últimos nueve partidos del Real Madrid desde que regresó de una lesión a fines de enero. Mientras se alejaba del punto penal, su compañero de equipo, Lucas Vázquez, trató de abrazarlo en la celebración. Bale sacó de sus hombros las manos de Lucas con furia. Fue un feo gesto.

Hubo un momento en que Bale era “intocable”, parte del temible tridente de ataque del Real Madrid, la “BBC” (Bale, Benzema y Cristiano). Esos días quedaron en el olvido luego de que Cristiano Ronaldo se fuera a la Juventus. Karim Benzema se quedó, pero Bale ha perdido su lugar como titular indiscutible en gran parte debido a una lesión recurrente. Ha sido marginado 23 veces durante su carrera en el Real Madrid debido a problemas físicos.

Bale ha perdido su lugar ante Lucas Vázquez, quién trabaja mucho, y con Vinicius Junior en la izquierda, quién ha sobresalido bajo la dirección de Santiago Solari. Nadie duda de que Bale es un jugador brillante y que anota goles fantásticos, pero debido a sus lesiones no ha tenido continuidad. Por ello, no es sorpresa que haya perdido su lugar en la alineación inicial. Para un entrenador, puede ser un jugador un poco confuso. Puede hacer grandes cosas, pero debido a que teme lesionarse, se frena. Eso al final es un problema.

Bale perdió su lugar en el once inicial de Zidane porque el francés prefirió agregar un cuarto volante en un 4-4-2 para ganar más control en los partidos. Isco fue predominantemente el beneficiario, junto a Marco Asensio y Vázquez. El equipo funcionó mejor sin Bale. Como leyenda del club, y en medio de una sorprendente acumulación de tres títulos consecutivos de la UEFA Champions League, Zidane tenía la autoridad para tomar esa decisión, a pesar de que Bale era un favorito de la presidencia y el fichaje más caro en la historia del club.

Se suponía que esta era la temporada de Bale para destacar. Con la partida de Ronaldo, quien se fue debido a una fría relación con Florentino Pérez, Bale fue la gran apuesta del presidente. La apuesta falló. Mientras que su compañero de ataque Benzema ha crecido esta temporada, el rendimiento de Bale ha disminuido. Ha sido opacado por Vinícius Junior, de 18 años, quién se convirtió en una grata revelación desde que Solari le dio su oportunidad.

Sin embargo, Vinícius tiene una pobre tasa de conversión. Ha disparado 75 veces esta temporada, pero solo anotó tres veces. En el clásico del miércoles ante el Barcelona, ​​perdió dos oportunidades claras en el final de la primera mitad. Enseguida de fallar, se dirigió a los fanáticos del Real Madrid en el extremo norte del estadio y levantó los brazos en el aire, instándolos a seguir alentando. El estadio respondió con un canto visceral. Los tiene en la palma de su mano. Hace que el aislamiento de Bale sea más pronunciado.

Bale no es el primer jugador británico en tener problemas para adaptarse en el extranjero. Michael Owen, por ejemplo, huyó del Bernabéu luego de una temporada. Nunca pudo instalarse en España. David Beckham, en cambio, fue el favorito de los fanáticos del Real Madrid durante un período problemático en la historia del club. Solo logró ganar un gran trofeo (el título de la Liga), que llegó en su cuarta y última temporada en el club. Al igual que Bale, no hablaba español con fluidez, pero eso no impidió que Beckham cortejara a los españoles con su encanto.

Bale podría tener la oportunidad de cambiar la opinión de los hinchas y de la directiva si logra tener un impacto decisivo en el encuentro de la Liga del Real Madrid ante el Barcelona, ​​que regresará a la capital española este sábado. La venganza estará en la mente de los madridistas, cuyas posibilidades en la lucha por el título de la liga están pendientes de un hilo. Están a nueve puntos por debajo del Barcelona, y un gol ganador de Bale ayudaría a redimir su reputación luego de una semana difícil.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *