fbpx

EMPATE CON SABOR A DERROTA

Por: Carlos Esquivel Roca

Alianza Lima empezó bien, en una ambiente formidable, la fiesta parecía garantizada. El primer gol lo hizo Quevedo previa habilitación de Federico Rodriguez; buen control, gran remate cruzado y a cobrar. Matute explotó. Alianza Lima armaba una noche de espectáculo con ataques claros y cuando mejor estaba… una vez más con muy poco le hicieron daño.

El empate de Alianza Universidad vino de un desborde por la banda de Dylan Caro a quien le tomaron las espaldas. Landauri mandó un centro perfecto para que Jhonathan Hansen cabeceara ante la pasividad de la saga central. Literalmente les enfriaron la fiesta ante el asombro de los 30 mil espectadores. Una vez más se les iba de las manos una gran victoria.

Balboa y Felucho ingresaron a los 60¨ para darle peso al ataque con dos puntas. Lo sorprendente fue que Bengochea sacó a Quevedo y dejo en el campo a Cachito y a Cruzado. Hubiese podido retroceder a Arroé (de buen partido) a la volante central y dejar al autor del gol. Cabe resaltar que la falta de movilidad en la contención aliancista le resta intensidad al retroceso y permite los ataques de contra. Al mismo tiempo Cachito carece de vértigo para atacar.

Finalmente por más que se intentó con centros y desbordes, no se logró el objetivo y Alianza Lima perdió 2 puntos importantísimos. La pregunta es: ¿Por qué Bengochea sacó a su hombre más desequilibrante cuando necesitaba ganar?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *